Las asociaciones de delincuentes no suelen anunciar sus fines, por motivos obvios.

Por ejemplo, cuando los políticos (de todos los viejos partidos y sindicatos) decidieron usar las cajas de ahorros para robar, no lo anunciaron. Y los empleados de las cajas no sabían que estaban trabajando para delincuentes, igual que los clientes no sabían que estaban metiendo su dinero en entidades dedicadas al delito. Si lo hubiesen anunciado, no habrían podido robar. Así que dijeron una cosa, que era mentira, pero hicieron otra.

Con la política pasa lo mismo: cuando un partido político decide delinquir, no lo anuncia, lo que hace son contar milongas, para que a la gente les suene bien y les apoye. Y poder delinquir tranquilamente, con el apoyo de incautos.

Por ejemplo, hace tiempo leí “Mao, la historia desconocida” en la que se cuenta como Mao llegó a controlar China. Pues cuando estaba empezando no decía que iba a esclavizar a todos los chinos, y a asesinar a varios millones de ellos, lo que prometía era mejoras en la vida de su pueblo. Y gracias a los que le creyeron consiguió esclavizar a su pueblo, asesinar a millones de seres humanos, etc.

Esto así explicado se ve claro. Pero cuando hay muchos medios de comunicación al servicio de los políticos intentando que esto no se vea, no se ve tan claro. Es el caso del PP.

Se supone que el PP es de derechas, y tiene unos ideales que los recoge en su programa, en su web, en sus documentos públicos, etc. Pero la realidad es que con mayoría absoluta lo que ha hecho es aplicar el programa íntegro del PSOEaunque eso le ha costado perder millones de votos. Entonces, ¿cuál es la ideología del PP, la que dice públicamente, o la que defiende con hechos? La que defiende con hechos, sin duda: el PP es de ultraizquierda. Por tanto, el PP no ha traicionado su ideología cuando ha gobernado, la ha defendido. Lo que pasa es que la ideología que ha defendido no es la que dice que es la suya, es la que realmente es suya.

Obviamente, si el PP se hubiese anunciado como proabortista, favorable a la legalización de los partidos etarras, favorable a sacar decenas de asesinos etarras y violadores sin cumplir sus penas, favorable a subir los impuestos más de lo que pedían los comunistas de IU, etc, no habría sacado los votos necesarios para gobernar y poder llevar a cabo su ideología. Así que ha contado milongas (y las sigue contando) para sacar votos. Pero su ideología es la que ha llevado al a práctica, no las milongas que ha contado. Y por defenderla ha perdido millones de votos, pero aun así no da un paso atrás en nada de sus postulados fundamentales, ni deroga ni una sola de las leyes ideológicas del PSOE.

Por eso es importante no creerse todo lo que dicen los políticos. Por eso es importante intentar adivinar cuáles son las verdaderas intenciones de los políticos. Por eso es importante juzgar a los políticos por sus hechos, no por sus palabras.

jlh

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s