Generalmente, cuando alguien conoce un tema suele decir que los periodistas que hablan de ese tema no tienen ni idea del tema. Porque los periodistas, en general, son unos charlatanes que de lo que saben es de manipular (y sólo cuando cuentan con favores públicos para hacerlo, normalmente en forma de publicidad institucional), no de los temas que hablan. Con el tema de las armas pasa lo mismo.

Hay un arma que a los periodistas les encanta: el AK-47. ¿Les encanta? No, en realidad no tienen ni idea de lo que es un AK-47. Lo que les encanta es decir que cualquier arma que ven es un AK-47. En general, suelen llamar AK-47 a todo fusil de asalto con el cargador grande y curvado, pero se lo pueden llamar a cualquier cosa… la ignorancia de los periodistas es muy atrevida.

El AK-47 es un arma muy desfasada, que ya apenas tiene nadie. En 1974 se sustituyó por el AK-74, con una munición más pequeña (se sustituyó el 7,62X 39, por el 5,45X39). Pero, claro, de ese cambio sólo hacen 42 años… ¿cómo podemos pedir a nuestros periodistas que se enteren de que un arma se ha dejado de usar en sólo 4 décadas? Hay que darles tiempo para actualizarse, no seamos agobiantes. Y en los últimos años han sacado el AK-12 y otras variantes, pero, eso ya sí que es imposible que lo conozca un periodista.

Pero habrá quien diga, “ya, pero los terroristas y las guerrillas llevan armas viejas muchas veces, así que, ¿por qué no van a poder llevar AK-47 viejos? Bueno, pues es que los AK-47 fueron fabricados por todos o casi todos los países socialistas y comunistas, incluida China (y ya sabemos que cuando los chinos se ponen a fabricar algo, no fabrican poco de ese algo). Y no sólo cada una de esas armas era una versión distinta, sino que los propios soviéticos fabricaron muchas versiones distintas del AK-47, cada una con sus siglas identificativas (puedes ver unas cuantas versiones del AK aquí). O sea, que ni siquiera todo lo que se fabricó antes de las versiones modernas, con pinta de AK-47, es un AK-47.

Total, que lo que los periodistas llaman AK-47, no es un AK-47… ¿nunca? Probablemente, casi nunca… pero la realidad es que no se puede saber, porque es muy difícil saber concretamente qué arma se ha usado. Por eso, en lugar de ir de periodista listillo, sería mejor llamarlos “AK”, “Kalashnikov” (que es el nombre del diseñador del arma, no del arma, porque el arma se llama “Automat Kalashnikova”, y es “a” al final del nombre del diseñador significa “de”, es decir, que el arma se llama “Automático de Kalashnikov”), o por el coloquial “Kalaka”. Pero no, los periodistas tienen que lucirse y decir el nombre que se saben completo, AK-47, para demostrar que saben más que nadie… o sea, para demostrar bien su ignorancia.

PD: recuerdo viendo un programa de los atentados de París en el que un periodista, al poner las imágenes, dijo con gravedad “es el inconfundible sonido de un AK-47”… la vergüenza ajena que sentí en esos momentos fue muy grande.

PD 2: sugerencia para los periodistas: al menos, consultad la Wikipedia cuando queráis hablar de algo… que no contiene todo el saber del mundo, pero os serviría para ir tirandillo, y no hacer mucho el ridículo (una ayudita: para saber algo sobre el AK-47: podéis pinchar aquí).

jlh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s